COMUNICADO: Solicitamos la plena contratación de los Médicos Internos Residentes (MIR) en la Comunidad de Madrid

17 may 2020
Contratación MIR

Están perfectamente preparados para incorporarse al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), con evidentes necesidades de recursos humanos

 
Desde la Vocalía de Médicos en Formación del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) solicitamos a la Comunidad de Madrid la plena contratación de los Médicos Internos Residentes (MIR) que finalizan su periodo formativo este mes.
 
El papel del colectivo MIR, un contingente cercano a los 5.000 profesionales que prestan servicio en los centros de Atención Primaria y los hospitales de la Comunidad de Madrid, ha resultado clave para afrontar la actual crisis sanitaria.
 
Aproximadamente, en torno a 1.000 médicos y médicas obtendrán su título de especialista este mes, tras haber finalizado su relación contractual en sus centros de formación. Su salida del Sistema Madrileño de Salud (SERMAS) va a suponer una nueva merma de los recursos humanos, ya deficitarios.
 
El periodo de aprendizaje de los MIR no es exclusivamente formativo; en muchos casos suplen puestos prácticamente de carácter estructural en sus servicios, atendiendo consultas, quirófanos y urgencias. La realidad es que tanto hospitales como centros de Atención Primaria se nutren en gran parte del trabajo de los residentes.
 
Durante los meses de la crisis asistencial por la COVID-19, los MIR han evitado el colapso del sistema no solo realizando sus funciones habituales, si no actuando en muchos casos como médicos adjuntos cubriendo todo tipo de necesidades y asumiendo funciones distintas de las que le corresponden de acuerdo a su programa formativo. En ese sentido, destacamos su labor en el Hospital de IFEMA, donde su esfuerzo y dedicación se ha notado especialmente.
 
La desescalada, la posibilidad de nuevos brotes de la enfermedad y la necesidad de atender otro tipo de patologías, sin el necesario seguimiento en estos meses, van a suponer nuevos retos para la sanidad madrileña. Además, este año la incorporación de nuevos residentes de primer año se va a retrasar, por lo que, como pronto, no se unirán a sus servicios hasta después del verano, a lo que habría que añadir el consiguente periodo de adaptación hasta conocer la sistemática de trabajo.
 
Por todo lo expuesto previamente consideramos que:
 
1. - La Comunidad de Madrid se enfrenta a un periodo de incertidumbre ante las necesidades asistenciales que requieran la desescalada, tanto por el incremento de las listas de espera de consulta, intervenciones y pruebas complementarias de todas las patologías demoradas, como por las necesidades derivadas de la pandemia de la COVID-19.
 
2. - Los centros de Atención Primaria necesitan urgentemente personal médico que refuerce los diferentes dispositivos existentes.
 
3. - Los hospitales precisan disponer de suficientes médicos que garanticen la atención de las urgencias y de la asistencia ordinaria que se verá incrementada debido al aumento de las listas de espera.
 
4. - La formación de los Médicos Internos Residentes (MIR) en la Comunidad de Madrid es de la más alta calidad, así lo demuestra año tras año el interés por acceder a nuestros centros formativos, que se encuentran siempre entre los primeros puestos.
 
5. - Sería un error dejar marchar a casi 1.000 profesionales que han recibido una excelente formación y que conocen cómo funcionan los circuitos de funcionamiento interno de nuestros centros, programas de historia clínica, etc. Un colectivo que no se renovará hasta dentro de varios meses.
 
Por todo lo anteriormente expuesto afirmamos que la Comunidad de Madrid necesita contratar a todos los MIR que finalizan ahora su periodo de formación para garantizar la correcta asistencia a nuestra población.