Unos 9.000 colegiados se han registrado en el nuevo servicio de receta electrónica del ICOMEM

24 jun 2020
Rempe

Tras su implantación el pasado 18 de marzo, en plena crisis sanitaria, el sistema REMPe ha resultado un éxito tanto entre los colegiados del Colegio de Médicos de Madrid como entre los propios pacientes

La Vocalía de Médicos de Ejercicio Libre del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), en colaboración de Drimay, empresa de diseño, desarrollo e implantación de sistemas, ha puesto a disposición de todos sus colegiados, y de forma gratuita, el sistema de Receta Médica Privada electrónica “REMPe”. 
 
Un servicio que ha servido de gran ayuda para los colegiados y pacientes durante la crisis sanitaria de la COVID-19, debido a que ha evitado un gran número de desplazamientos a las consultas durante el confinamiento. Y cuyos resultados demuestran su exitosa implantación; hasta el momento se han registrado unos 9.000 médicos y se ha atendido a más de 35.000 pacientes y realizado 92.000 prescripciones. 
 
Los profesionales, tanto con ejercicio privado como público, pueden realizar una prescripción electrónica conforme al RD 1718/2010. Con el sistema REMPe los tratamientos pueden ser dispensados en cualquier oficina de farmacia de la Comunidad de Madrid y en toda España gracias a la asistencia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
 
El sistema REMPe, homologado por la OMC, simplifica la tarea a los médicos como prescriptores a la vez que evita desplazamientos de los pacientes a las consultas, clínicas y hospitales privados, espacios donde existe mayor probabilidad de contagio, en particular para los pacientes pertenecientes a la población de riesgo.“Se trata de una iniciativa novedosa en España en estos momentos difíciles por los que está pasando la población, además aporta seguridad, garantía y confidencialidad a pacientes y profesionales”, ha manifestado el Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del ICOMEM.
 
REMPe, un sistema al alcance de todos
 
El uso del sistema es muy sencillo. Una vez que el médico accede a él, no tiene más que seleccionar los medicamentos que estime necesarios, cumplimentar la posología y establecer su duración. Una vez firmada electrónicamente la receta, se remite por correo electrónico al paciente la hoja de medicación e información que incluye el número de tratamiento que, junto con el DNI del paciente, es la información que debe comunicar en la farmacia para que le sean dispensados los medicamentos y la farmacia los marque como dispensados.
 
Para el farmacéutico puede llegar a ser un proceso transparente si accede al sistema desde su programa informático; de forma que su stock se mantiene actualizado en todo momento.
 
Beneficios del sistema REMPe de receta electrónica:

 

  • Permite al colegiado la prescripción de un tratamiento completo.
  • La prescripción es más segura con la incorporación de alertas y avisos sobre interacciones y alergias medicamentosas
  • Tiene mayor control de los tratamientos de los pacientes, tanto a nivel lo prescrito como de la retirada del medicamento en la oficina de farmacia. Mejora de la adherencia.
  • Evita la falsificación de recetas gracias a la incorporación de su firma electrónica.
  • Permite la prescripción por principio activo y nombre comercial con ficha técnica del medicamento y nomenclátor de la AEMPS. Además de fórmulas magistrales, prescripciones de especial confidencialidad y otros productos.
  • Acceso a la información del tratamiento del paciente para su dispensación electrónica.
  • Comunicación con el médico y posibilidad de emitir órdenes de bloqueo cautelar.
  • Gestión de la confidencialidad durante todo el proceso. El ciudadano decide quién accede a su información y a cuál de ella.
  • El médico puede hacer una base de datos de sus medicamentos habituales.
  • Mejora de la coordinación entre los profesionales.
  • Control personal del paciente de su tratamiento desde la web. Alertas y recordatorios en dispositivos móviles para las tomas y finalización de tratamiento