Comunicado ICOMEM sobre la negativa a conceder el título de Especialista a los MIR que terminan su formación en mayo

01 abr 2020
Comunicado ICOMEM sobre la negativa a conceder el título de Especialista a los MIR que terminan su formación en mayo

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) expresa su total desacuerdo con la Orden SND/299/2020 por la cual se les niega la concesión del título de Especialista y un contrato con esa categoría a los médicos internos residentes de último año que terminan su formación en mayo

Una vez más las peticiones de los MIR han caído en saco roto y no se nos ha escuchado. Por tanto, le manifestamos a la Administración que la consecuencia será el enfado y la desmotivación de todo el colectivo.

 

Con esta nueva orden se confirma la prórroga de los contratos MIR de determinados especialistas que finalizan su formación en mayo. No importa cuanto se estén “dejando la piel” afrontando esta terrible pandemia, con la escasez de medios de protección por todos conocida y denunciada por esta Corporación, afrontando su trabajo ya con la capacitación y en muchos casos atribuciones de Especialistas. Ahora se les niega la concesión del título de Especialista y un contrato con esa categoría que no es ni más ni menos que lo que les corresponde.

 

Esta Orden Ministerial capacita a las Comunidades Autónomas para reubicar a los residentes donde consideren, incluso en puestos sin acreditación docente. Según hemos podido comprobar en Madrid, estos últimos días las reubicaciones de Residentes se hacen a expensas de descapitalizar la Atención Primaria y los Hospitales con una absoluta falta de organización. El riesgo, como ya hemos indicado, supone precarizar los centros existentes dificultando así la labor asistencial que ya se realiza en ellos. Dada la descoordinación observada, dudamos de la capacidad de la Administración para asegurar una correcta supervisión de los Residentes que sean reubicados en otros puestos de trabajo.

 

En definitiva, creemos que esta Orden busca trabajadores ya integrados en el Sistema que sean baratos y no se puedan quejar por el cambio en sus puestos de trabajo.

 

La lealtad institucional no se debe anteponer a la lealtad de la Corporación con la profesión y la ciudadanía para la que trabajamos. También se demuestra la lealtad institucional señalando los errores que comete la Administración. Solicitamos, por tanto, que se recapacite a nivel Estatal sobre la Orden emitida y pedimos a la Comunidad de Madrid que nos escuche para plantear medidas que mitiguen los efectos de esta Orden sobre el Colectivo MIR, tanto económicos como curriculares. Solicitamos a la Comunidad de Madrid que, al finalizar el periodo formativo de los Médicos Residentes de nuestra Comunidad, sean contratados como Adjuntos. En caso de prórroga del contrato de Médico Residente se abone el sueldo correspondiente a la categoría de Médico Adjunto y se compense el tiempo trabajado con bonificaciones de cara a oposiciones, bolsas de trabajo o cualquier otra convocatoria pública. Estas medidas ya se han anunciado en otras Comunidades Autónomas y creemos que se generaría un agravio comparativo de no implamentarlas en nuestra región que, debemos recordar, se trata de la más afectada por la pandemia y la que más está exigiendo a su Médicos Residentes. Pedimos a ambas Administraciones que escuchen a los profesionales para salir entre todos de esta terrible crisis.

 

Madrid, 1 de abril de 2020