El Colegio de Médicos de Madrid dedica a la Escuela Cajal su primera exposición temporal

05 feb 2020
“Escuela Cajal: Patrimonio de la Neurociencia”

Esta muestra ha despertado gran interés y merecido muestras de apoyo con la reciente visita del Ministro de Ciencia Pedro Duque y de los familiares de los más importantes discípulos de Ramón y Cajal

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), está unido por su historia a la figura del Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal. Fue profesional colegiado desde su llegada a la capital, y profesor e investigador en este edificio histórico. El ICOMEM, dentro de sus proyectos culturales, está volcado en la consolidación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal (MCRyC), como un proyecto importante para poner en valor la Historia de la Medicina en el eje de los museos de Madrid.

 

En la muestra “Escuela Cajal: Patrimonio de la Neurociencia”, pueden verse piezas provenientes del Legado Cajal del CSIC, así como las colecciones de los discípulos más aventajados de esta Escuela, como Fernando de Castro, Pío del Río-Hortega; y contribuciones de muchos de otros de éstos y colaboradores como Nicolás Achúcarro, Francisco Tello, Rafael Lorente de No, Concepción del Valle; además de colecciones de sus colegas como el Doctor Simarro, y personajes de época como Manuel Utrera, médico de la familia Cajal, de su esposa Silveria Fañanás.

 

Recientemente, el legado de la Escuela Cajal ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio Documental de la Memoria de la Humanidad. "Con esta muestra el público podrá hacerse una idea de cómo será el Museo Cátedra Ramón y Cajal, donde pasaremos de poder admirar la museología estática del siglo XIX a la futurista del siglo XXI",explica el presidente de los médicos madrileños, el Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón.

 

Esta exposición, que estará hasta abierta al público hasta el 29 de marzo, se puede visitar de martes a sábados de 10: 30h a 14: 30h o de 17:30h a 20:30h.

 

Colaboración con el CSIC

 

La exposición “Escuela Cajal: Patrimonio de la Neurociencia”, es la primera gran colaboración entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el ICOMEM para la puesta en valor del Patrimonio generado en torno a la figura del médico D. Santiago Ramón y Cajal y su Escuela.

 

"Desde que dimos a conocer que el Colegio albergaría el Museo Cátedra Ramón y Cajal no hemos dejado de trabajar recopilando piezas, con la colaboración del CSIC-Instituto Cajal, con quiénes hemos firmado un protocolo de actuación; y también de los discípulos de la Escuela y de otras colecciones particulares", asegura el presidente del Colegio de Médicos de Madrid el Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón.

 

Más allá de la figura del maestro Cajal, esta muestra insiste en la idea colectiva de la Escuela española de Neurohistología, como uno de los momentos más excepcionales de la Historia de la Medicina y de la Historia de la Ciencia españolas (en la que discípulos como Fernando de Castro, Pío del Río Hortega y Lorente de No, fueron reconocidos por la academia sueca como candidatos con serias posibilidades al Nobel). Además, la exposición establece conexiones entre los predecesores, los coetáneos y los discípulos de segunda generación de la Escuela Cajal, así como su reconocimiento internacional por los más importantes científicos de su tiempo, que los siguen reconociendo como los pilares de la actual Neurociencia.

Museo Cátedra Ramón y Cajal

 

El Museo Cátedra Ramón y Cajal (MCRyC) será un museo inclusivo, vinculado al mundo de la salud, con vocación de cubrir las demandas sociales y el propio ideario del maestro al que estará dedicado.

 

El museo arrancó en 2018 con unas visitas teatralizadas en las que el propio Ramón y Cajal, de la mano de su esposa Silveria y de Higya, diosa de la medicina, recorren los espacios históricos del real Colegio de Cirugía de San Carlos, posteriormente Facultad de Medicina y sede actual del Colegio.

 

Además, se vienen organizando visitas guiadas, y talleres sobre Neurociencia para distintos niveles educativos y para familias.

 

El MCRyC pretende unir el pasado con el futuro, ampliando progresivamente sus espacios dedicados al patrimonio histórico -con una campaña en marcha de recuperación de colecciones de patrimonio médico y científico-, y otras áreas -de audiovisuales, interactivos, de realidad virtual y aumentada- dedicadas a los contenidos de la Neurociencia actual y sus retos de futuro, dentro de un museo accesible, participativo y experiencial.