Control y manejo del estrés para los profesionales médicos de Atención Primaria

25 oct 2019
Control y manejo del estrés para los profesionales médicos de Atención Primaria

La Vocalía de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid ha organizado el “Programa de Reducción del Estrés Basado en Mindfullness” para el autocuidado, la gestión emocional y el afrontamiento del estrés de estos profesionales médicos

Desde el 9 de octubre y hasta el 5 de diciembre se desarrolla en el Colegio de Médicos de Madrid el “Programa de Reducción del Estrés Basado en Mindfullness” dirigido a colegados de Atención Primaria. Precisamente, ha sido la Vocalía de Atención Primaria la encargada de poner en marcha esta actividad, ampliamente probada en ámbito clínico y profesional sanitario, para ayudar a este colectivo a mejorar la capacidad de autoconocimiento, el autocuidado, la gestión emocional y  el afrontamiento del estrés.
 
A través de la experiencia directa; y mediante ejercicios para centrar la atención, individuales, por parejas o pequeños grupos, el programa va desgranando todo el contenido teórico relacionado con la práctica, así como sencillas estrategias para su aplicación. Para el Dr. Jesús Garzón de la Iglesia, médico de Familia del Servicio de Atención Rural (SAR) y director del  programa, la motivación de la Vocalía de Atención Primaria del ICOMEM al llevar a cabo esta iniciativa, es la situación de sobrecarga laboral, y por ende emocional, de profesionales de AP. “El síndrome del trabajador quemado está muy presente en este colectivo, por lo que desde esta Vocalía están especialmente sensibilizados con la pérdida de vocación y de interés del profesional debido a la presión laboral a la que a menudo se sienten sometidos los profesionales de la AP . Este programa puede darles herramientas para sobrellevar mejor el día a día en su ámbito laboral”, alega  el Dr. Garzón.
 
Metodología
 
Durante las sesiones se enseñan nuevas formas de prestar atención al cuerpo, a la mente para aprender  y tener una mayor confianza. Además, se fomenta la práctica, el diálogo, la indagación y la experiencia en primera persona como fundamento del aprendizaje. “Entre los objetivos que perseguimos a lo largo del programa están que el alumno entienda cuáles son los mecanismos psicológicos y biológicos; desarrollar la capacidad de afrontar los procesos estresantes. Y, desde luego, llevarlo a la práctica a través de técnicas de integración para trasladarlo al día a día, mejorando la capacidad de estar en el aquí y disminuyendo los procesos de rumiación que nos impulsan a proyectarnos en el futuro o a revivir el pasado”, asegura el director de este programa.