Comunicado del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid sobre la emisión de certificados médicos oficiales

18 May 2018
Comunicado del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid sobre la emisión de certificados médicos oficiales

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) quiere comunicar diversos aspectos a tener en cuenta, una vez analizado el anexo 2 sobre certificados médicos redactado por  Correos y Telégrafos S.A.
 
En dicho anexo se pone de manifiesto que el médico deberá pronunciarse sobre la enfermedad o limitación física o psíquica que impida a los interesados en la convocatoria el normal desempeño de sus tareas y funciones a realizar. Sin embargo, el ICOMEM aclara que:
 
  • Los pacientes tienen derecho a que el médico les emita certificación acreditativa de su estado de salud (art. 22 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, de autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica y art. 27.7 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, entre otras).
 
  • Los certificados que emita el médico deben ser los editados por el Consejo General de la Organización Médica Colegial ya que son los únicos impresos oficiales (art. 126 de la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, y art. 58 del Real Decreto 1018/1980, de 19 de mayo), salvo que exista un régimen normativo de aplicación específica.
 
  • No corresponde a los médicos de familia la emisión de certificados que les sean solicitados sobre la aptitud para un puesto de trabajo, ya que esta función no está incluida en la cartera de servicios. Además, existe otra especialidad oficial capacitada especialmente para realizar la evaluación de las condiciones psico-físicas del trabajador antes de su incorporación a un puesto de trabajo (art. 10 del Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, y Orden SCO/1526/2005, de 5 de mayo).
 
  • El médico debe abstenerse de expedir un certificado si no dispone de pruebas o datos que le permitan afirmar los hechos que tienen que ser certificados, o si carece de la competencia específica. No se deben emitir certificados médicos de complacencia (art. 20.3 del Código Deontológico, y Declaración de la Comisión Central de Deontología aprobada por el Pleno del Consejo General el 26 de enero de 2007).