Médicos defienden hacer pruebas diagnósticas y tratamientos acordes al estado del paciente sin caer ni en la obstinación ni en el abandono

30 abr 2018
Médicos defienden hacer pruebas diagnósticas y tratamientos acordes al estado del paciente sin caer ni en la obstinación ni en el abandono

Los ponentes participantes en la mesa redonda “Medicina defensiva, criterios de ´no hacer´ e iatrogenia” aseguran que “en ocasiones se emplean medidas desproporcionadas que tienen como consecuencia la frustración de los profesionales y los pacientes y el uso inadecuado de recursos sanitarios”.

Médicos reunidos entorno a la mesa redonda “Medicina defensiva, criterios de ‘no hacer’ e iatrogenia”, encuadrada dentro del “4.º Congreso Nacional de Médicos Jóvenes”, celebrado en el Colegio de Médicos de Madrid, han defendido que “las pruebas diagnósticas y tratamientos que se realicen a los pacientes deben ser siempre acordes a su enfermedad”. A su juicio, “en ocasiones, se emplean medidas excesivas o desproporcionadas que tienen como consecuencia la frustración de profesionales y pacientes y el uso inadecuado de recursos sanitarios”.

 

“Es esencial que los médicos reconozcamos los límites prácticos y éticos que tenemos con los pacientes y no llegar a la obstinación terapéutica porque tenemos dificultades para aceptar el proceso de morir o nos frustra a nivel profesional que fallezcan”, ha señalado el Dr. Jacinto Batiz Cantera, médico de familia y especialista en Cuidados Paliativos. En esta Línea, el Dr. José Luis Jiménez Martínez, presidente del Colegio de Médicos de Orense, ha indicado que “hay que dejar de hacer lo prescindible para centrarse en lo esencial y restringir las prácticas médicas a las que aporten valor; no podemos olvidar que la carga del tratamiento no puede superar en ningún caso a la carga de la enfermedad”.

 

Por su parte la Dra. Ángela Hernández Puente, cirujana general y del aparato digestivo, ha recordado las recomendaciones elaboradas en 2016 por la Asociación Española de Cirujanos (AEC) para disminuir las intervenciones innecesarias: “No realizar colecistectomía en pacientes con colelitiasis asintomática; no mantener sondaje vesical más de 48 horas; no prolongar más de 24 horas, tras un procedimiento quirúrgico, los tratamientos de profilaxis antibiótica; no realizar profilaxis antibiótica de rutina para la cirugía no protésica limpia y no complicada, y no emplear tratamiento antibiótico postoperatorio tras apendicitis no complicada”.

 

Y ha recordado la frase del neurocirujano británico Henry Marsh: “Hacen falta tres meses para aprender a hacer una operación, tres años para saber cuándo hacerla y treinta años para saber cuándo no hacerla”. Y ha añadido: “Hay que afrontar que el paciente no siempre tiene que ir al quirófano sobre todo si está en una situación muy depauperada; eso sí, tampoco podemos caer en el otro extremo y convertir ‘el no hacer’ en una moda más”.  

 

Por su parte el Dr. Juan Gérvas, médico rural jubilado, ha definido a los médicos “como artistas de la incertidumbre” y ha recordado que a mediados del siglo XX, y según publicó The New England Journal of Medicina, había una práctica mayoritaria y abusiva de la amigdaloctomía en los niños para evitar, supuestamente, las fiebres reumáticas.

 

Más formación en Cuidados Paliativos

 

El Dr. Batiz Cantera ha dado un paso más en la reflexión sobre cuándo hacer o dejar de hacer una técnica y ha subrayado que “el médico debe protegerse, en ocasiones, de su propia conciencia y adecuar el esfuerzo terapéutico pensando que no es ninguna forma de eutanasia no realizar una técnica si no le produce beneficios al paciente; nuestro Código Deontológico lo deja claro”.

 

Por último este experto ha hecho un llamamiento para que los médicos tengan más formación en Cuidados Paliativos: “Actualmente nos damos cuenta de que no sabemos Medicina paliativa, sólo curativa y los pacientes en situaciones irreversibles quieren fundamentalmente que no les abandonemos, no que seamos dioses”.