“Las conferencias sobre ¿Cómo trabajar en el extranjero? aportan sobre todo una visión realista de lo que se puede esperar de la formación en cada país”

14 Nov 2017
Dra. Dña. María de los Llanos Guerrero Navarro

La Dra. Dña. María de los Llanos Guerrero Navarro es la ponente de la conferencia ¿Cómo trabajar como médico en Irlanda? que tendrá lugar el próximo sábado día 18 a las 10:00 horas en el ICOMEM.

¿Cuáles fueron los motivos para salir de España y trabajar en el extranjero? 
 
En primer lugar la falta de trabajo en la sanidad pública en ese momento y en particular en un entorno donde pudiera desarrollar la actividad que a mí me llamaba más la atención dentro de mi especialidad, la cirugía reconstructiva de miembros. Igualmente el hecho de que mi pareja de aquel entonces residía en Irlanda. 
 
¿Qué cosas destacarías como positivas y negativas de tu experiencia laboral en el extranjero? 
 
En el lado positivo me gustaría llamar la atención sobre todo en la asistencia enorme de urgencias de cirugía de mano que se presentaban. Irlanda sigue siendo un país con importante actividad rural, igualmente mucha gente vive en casas con parcela y desarrollan trabajos de jardinería y mantenimiento por ellos mismos lo que lleva a una aumento de accidentes caseros. Tampoco existe el concepto de mutua laboral por lo que todas las urgencias laborales acuden al sistema público
 
En el lado negativo destacaría la estricta jerarquía existente entre adjuntos y residentes e internos. Normalmente el trato de los superiores suele ser muy autoritario. En mi opinión, esto es herencia de la sanidad británica. Aunque Irlanda no pertenezca al Reino Unido, sí tiene esta herencia sociocultural del médico. De hecho, a pesar de ser república, el colegio de cirujanos se denomina “Royal College of Surgeons”. 
 
¿Lo recomendarías? 
 
Recomendaría realizar un periodo de formación temporal después de la residencia en Reino Unido o Irlanda, sobre todo si las opciones después de terminar la especialidad no son particularmente alentadoras. De esta forma se alcanzaría una mejora en el inglés médico al mismo tiempo que se consigue entrenamiento en un área de interés específico. Todo esto dentro de Europa, sin tener que alejarse tanto de nuestro país.
 
¿Aconsejarías Irlanda u otro país? 
 
Siempre es aconsejable un país del cual dominemos el idioma. Creo que el no dominarlo significa hallarse muy restringido a la hora de responder a una urgencia o entender el planteamiento de una intervención o planificación terapéutica. 
 
¿Te costó mucho encontrar la información de los requisitos y papeles que necesitabas antes de irte? 
 
Toda la información se encuentra en internet y no es particularmente difícil presentar todos los requisitos. Sí realicé una rotación previa de dos meses el último año de residencia que me ayudó a obtener el puesto posteriormente.   
 
¿Qué pueden aportar las charlas sobre “Cómo trabajar en el extranjero”?
 
Sobre todo una visión realista de lo que se puede esperar de la formación en cada país, sin caer en un cuento de hadas de forma que podamos establecer una comparación directa con la formación recibida en España.